Estamos hablando de Cine / TV

Ilustrando el séptimo arte

6 may

Massimo Carnevale es un ilustrador Italiano nacido en Roma en 1967. Trabaja habitualmente para la compañia norteamericana DC Comics realizando impresionantes portadas para sus ediciones. En su blog Sketches natched, podréis encontrar muchas ilustraciones basadas en clásicos (y no tan clásicos) del cine. Muy recomendable para todos aquellos amantes del cine, la ilustración y el arte en general.

Leon

León, el profesional (1994) Luc Besson

American Beauty

American Beauty (1999) Sam Mendes

No es país para viejos

No es país para viejos (2007) Hermanos Coen

Amor a quemarropa

Amor a quemarropa (1993) Tony Scott

El hombre elefante

El hombre elefante (1980) David Linch

Sospechosos Habituales

Sospechosos Habituales (1995) Bryan Singer

Kill Bill

Kill Bill (2003) Quentin Tarantino

 

Sugerencia de acompañamiento: “The Great Gig in the Sky” (1973) Pink Floyd

Day 01 After Moebius

11 mar

Auto-retrato de Moebius

El ilustrador y dibujante francés  Jean Giraud (Moebius), creador del Teniente Blueberry, de Arzak, del Incal, del Garaje hermético y un sinfín de relatos  nos ha dejado a los 73 años.

little nemo by Moebius

La fama le llegó como dibujante del comic de temática western El teniente Blueberry, serie creada en 1963 y que aún perdura en la actualidad. Más tarde revolucionó el comic de ciencia ficción, tanto en los contenidos como en la ejecución gráfica. También trabajó en los diseños de películas como Alien, Tron, Willow, Abyss o el quinto elemento.

Hoy, los amantes del buen comic nos hemos quedado un poquito huérfanos. Se fue otro genio.

Sugerencia de acompañamiento: «Knockin’ on Heaven’s Door» de Bob Dylan (1973)

 

 

 

Nuevas formas de narrar

27 abr

Adentrarse en La invención de Hugo Cabret es como introducirse en los fotogramas de una película. Esta novela gráfica de Brian Selznick es una rara avis de la literatura que mezcla la letra de una historia mágica con imágenes en blanco y negro.

La novela narra la historia de un niño al que da nombre el título, Hugo, que se encarga de mantener los relojes de la estación de trenes de París. Un lugar de encuentro con otros personajes con los que vivirá una serie de aventuras muy cinematográficas. Y es que el séptimo arte aquí tiene un peso muy importante. Esas primeras películas del cine mudo que hicieron las delicias de un público aún inocente a finales de siglo XIX y principios del XX. Unas películas donde el cine era magia en todos los sentidos.

Como podéis ver el formato de novela se mantiene, eso sí, en medio de las páginas con letra se insertan las páginas ilustradas a modo de cámara cinematográfica que te lleva desde un plano general a un plano medio y de un plano medio a uno de detalle. Un planteamiento como he dicho antes sumamente original y que creo que gustará a las jóvenes y no tan jóvenes generaciones.

 Además, la historia es interesante, lograda, puro entretenimiento, con mucha magia, dirigida a un público joven y adulto, sin necesidad de recorrer a vampiros y lobos, bellas y princesas, sólo recurriendo a la propia historia, la fantasía y la imaginación. Y eso es de agradecer.

No voy a ser yo quien le ponga ninguna crítica –aunque ciertamente la primera parte me pareció demasiado larga para ser una introducción- cuando un gran director de cine, Martin Scorsese está rodando la versión cinematográfica. Y así cerramos el círculo: novela basada en una historia muy cinematográfica que ahora pasará a la gran pantalla. No podía ser de otra manera. Es el proceso natural.

Recomendación literofílmica

31 mar

Así como quien no quiere la cosa me acabo de inventar una palabreja para definir algo que llevo tiempo con ganas de hacer: reseñaros brevemente libros que luego han pasado a la pantalla. Y estrenamos sección con una obra literario-fílmica de lo mejorcito: Nunca me abandones. A pesar del título algo ñoño, no os engañéis, esta novela y película no tienen nada de fácil ni cursi.

Impresionada estoy con la novela como hacía tiempo que no me pasaba con alguna. Impresionada por dos motivos: por su calidad literaria, con esas idas y venidas en el texto que demuestran que estamos ante un gran escritor y por su magnetismo. Su discurso narrativo tiene algo que te hace pegar los ojos a la hoja impresa. Me ha recordado a la sensación que tengo leyendo a Murakami y no sé si será por la procedencia japonesa de los autores, aunque Kazuo Ishiguro lleve casi toda la vida en Inglaterra. En cualquier caso, la historia tiene ese algo, una sutil incógnita y misterio cotidiano que te hace avanzar, pero al mismo tiempo detenerte a degustar los sentimientos, la melancolía de la historia y de los personajes, con quienes nos podemos sentir identificados.

No quiero explicaros demasiado la historia, es mejor llegar virgen al libro y/o a la película –de hecho, por eso no pongo el trailer- y dejarse sorprender por esta gran metáfora vital y social que plantea. Porque la película, sin ser tan excepcional como el libro, también resulta interesante. Más centrada en la historia de amor y no en el proceso de maduración de los personajes, se nos plantea más dura, más feroz en sus argumentos, desvelados casi desde el inicio. En la obra fílmica la gran metáfora social toma una enorme magnitud, mientras que en el libro la vas palpando y haciendo consciente poco a poco. Por esa razón, la película es infinitamente más triste que el libro, a mi parecer.

En cualquier caso, el libro y la película –ésta en menor profundidad – hablan del paso del tiempo, de la amistad, del amor, del crecer y madurar.Cuando uno acaba de leer o ver la película, puede tener dos sensaciones: de pesimismo y nostalgia dolorosa o bien de determinación, de voluntad y rebelión para aprovechar el instante y seguir el propio impulso. Yo, hoy por hoy, prefiero quedarme con la última opción.

Star Wars al estilo victoriano

17 mar

El artista Greg Peltz, que trabaja en Pixar y ha participado en películas como “Up” y “Cars 2″, se inspiró en un retrato realizado por su colega Robert Mackenzie para hacer esta colección de pinturas con los personajes de “La Guerra de las Galaxias” como protagonistas. De momento solo nos ha dejado estas seis piezas pero no me negareis que son una delicia, Chewbacca nació para llevar monóculo y a C3PO, el bombín le sienta de maravilla.

Sugerencia de acompañamiento: “The Millionaire Waltz” de Queen (1976)

El corto con más premios de la historia

18 ene

Por si fueran pocos los casi 300 premios que ha conseguido este corto hispano-argentino, en breve recibirá el premio Guinness de los records al corto más premiado. Digo yo que los podían haber repartido un poco no?

Bromas a parte, Porque hay cosas que nunca se olvidan es una cinta muy recomendable y merece la pena echarle un vistazo.

Japonejos!

6 ene

Vida de un héroe

1 dic

Hay canciones que no pasan de moda y una de esas es  Je t’aime… mon non plus, que sé a ciencia cierta que algún sector de Play aborrece. Pues a ese sector le dedico esta entrada.

Gainsbourg. Vida de un héroe es un biopic sobre el cantante Serge Gainsbourg, pero no es un biopic al uso. Llena de elementos oníricos y metafóricos, con una puesta en escena exquisita -seguramente por la influencia de su director avezado en el mundo del cómic- esta película nos narra la vida de este peculiar héroe.

Héroe porque hizo lo que quiso, sin importarle sus propias limitaciones, ni lo que decían los demás. Héroe porque vivió como quiso, en libertad, de acuerdo a sus propios principios. Y, realmente, para vivir así, para atreverse a ser uno mismo en nuestro mundo,  a veces hay que ser un poco héroe.

La película es peculiar, no de fácil visionado y aunque peca en la primera parte de un ritmo lento e indolente, coge fuerza y gancho en cuanto se van encandenando las relaciones sentimentales y musicales con conocidos personajes como Brigite Bardot, Jane Birkin, etc.

Lo que más sorprende de todo el film, además de ese punto onírico,  es la actuación y caracterización del protagonista. Un Serge perfecto. Un diez para el actor.

Una película diferente, curiosa y a la que hay que darle tiempo e, incluso, dejarla reposar. Como he dicho antes, no es un biopic al uso y da que pensar. Provoca un poco lo que reza la famosa canción, Te amo… yo tampoco. Contradicción, sí, pero llena de encanto. Así es la película.

Revisitando clásicos modernos II: Cuenta conmigo

4 nov

Hace años y no exagero, hice una entrada titulada Revisitando clásicos modernos, con la intención de ir sugiriendo películas de los últimos años que puedan pasar a la historia del cine por diferentes motivos. ¡Ah, pero cosas de los blogs y de la vida, se quedó en una rídícula única entrada! Por eso, en esta tarde ochentera de bollycaos, cacaolat y banda sonora de La Historia Interminable, recuperamos la sección para hablar de una peli mítica, un clásico de los ochenta que merece ser recordado

Ahora que precisamente en el cine han estrenado una película Herois que rinde homenaje al cine de aquella época, nosotros desde Play le hacemos nuestro propio homenaje recordando Cuenta conmigo ( Stand by me)  un film de Rob Reiner, con un puñado de actores chicuelos –entre ellos el malogrado River Phoenix- y con una banda sonora estupenda. Basada en un relato corto de Stephen King, la película trata sobre la amistad, la adolescencia y el paso del tiempo. ¡Por tanto que mejor peli para esta tarde ochentera!

Una pequeña joyita del cine recomendada para adultos con espíritu adolescente y para adolescentes con ánimo viejuno.

¡Eso sí, advertencia va: esta película es de aquellas que no sé si el tiempo le hace bien como al buen vino o es mejor dejarla guardada en nuestra propia caja de pandora que son los recuerdos! Si alguien se anima a revisitarla que me lo diga.

Las huellas de Dylan

28 oct

Anoche pude disfrutar de este interesante documental sobre Dylan que fué rodado durante su gira por España y donde intervienen diferentes celebridades nacionales como, Sabina, Aute, Loquillo y Pablo Carbonell, entre otros.

Lo más interesante es la perspectiva con la que abordan el tema ya que centran toda la atención en los fans y se habla del mito a través de ellos. Aquí va el trailer:

Si te apetece verlo el documental completo solo tienes que buscar un poquito por Google. ¡Salut!