Archivo | abril, 2011

Nuevas formas de narrar

27 abr

Adentrarse en La invención de Hugo Cabret es como introducirse en los fotogramas de una película. Esta novela gráfica de Brian Selznick es una rara avis de la literatura que mezcla la letra de una historia mágica con imágenes en blanco y negro.

La novela narra la historia de un niño al que da nombre el título, Hugo, que se encarga de mantener los relojes de la estación de trenes de París. Un lugar de encuentro con otros personajes con los que vivirá una serie de aventuras muy cinematográficas. Y es que el séptimo arte aquí tiene un peso muy importante. Esas primeras películas del cine mudo que hicieron las delicias de un público aún inocente a finales de siglo XIX y principios del XX. Unas películas donde el cine era magia en todos los sentidos.

Como podéis ver el formato de novela se mantiene, eso sí, en medio de las páginas con letra se insertan las páginas ilustradas a modo de cámara cinematográfica que te lleva desde un plano general a un plano medio y de un plano medio a uno de detalle. Un planteamiento como he dicho antes sumamente original y que creo que gustará a las jóvenes y no tan jóvenes generaciones.

 Además, la historia es interesante, lograda, puro entretenimiento, con mucha magia, dirigida a un público joven y adulto, sin necesidad de recorrer a vampiros y lobos, bellas y princesas, sólo recurriendo a la propia historia, la fantasía y la imaginación. Y eso es de agradecer.

No voy a ser yo quien le ponga ninguna crítica –aunque ciertamente la primera parte me pareció demasiado larga para ser una introducción- cuando un gran director de cine, Martin Scorsese está rodando la versión cinematográfica. Y así cerramos el círculo: novela basada en una historia muy cinematográfica que ahora pasará a la gran pantalla. No podía ser de otra manera. Es el proceso natural.

Un regalo para el Día del Libro

23 abr

Celebramos el Día del Libro acercando la imaginación y la fantasía a todo el mundo. Hoy no hay excusa para que no llenes de color tu vida -y tu iPad- : descárgate gratis la aplicación de Los colores olvidados.

Moom, poniendo en su sitio a las ventanas

8 abr

Hacía tiempo que no os hablaba de ningún programa nuevo, pues bueno, aquí va! Los usuarios de Mac que esten cansados de ir moviendo las ventanas del finder de un lado a otro están de suerte. Moom te permite redimensionarlas de una forma facil e intuitiva, permitiendo el uso de teclado o a través de una pequeña interfaz que aparece al pasar el cursor sobre los controles de la ventana.

Puedes bajar una demo de la página de Many Tricks o comprarlo directamente en la mac app store.