Archivo | julio, 2008

Gremio Moderno

29 jul

Modern Guilt es el nombre del último trabajo del músico estadounidense Beck. El chico que se crió en los suburbios de Los Ángeles, vuelve a deleitarnos con su música, demostrando una vez más que no ha agotado su fórmula, influenciada por estilos tan variados como el Bluegrass o el Hip-hop y que conforma un estilo propio muy característico.

A nivel personal, me parece un trabajo muy bueno y que sigue una línea evolutiva coherente con su antecesor, Güero, un disco que vale la pena escuchar, disfrutar y compartir.

Cine de verano II: De cocina, recetas y pensamiento zen

29 jul

El tacto de la masa entre tus manos. El olor del pan recién hecho. El color intenso de los rábanos. El sonido del crepitar de una cazuela al fuego. El sabor de la cocina hecha con calma y sabiduría.

Cómo cocinar tu vida es un documental que siguiendo la estela de los manuales de autoayuda, te presenta a un maestro zen, Edward Brown, especialista en cocina. A través de sus lecciones, te muestra una manera diferente de alimentarte física y espiritualmente. Para Brown, cocinar significa cuidarse a uno mismo y a los demás. Y vistos los tiempos que corren, que la mayoría de las personas tiran de comida rápida y congelados, está claro que ni nos cuidamos lo suficiente, ni lo hacemos con los demás. O, al menos, no de la forma que propugna este maestro.

Este documental, aparte de despertar al estomago más indolente y acuciar los sentidos más dormidos, te abre la posibilidad de elegir, cocinar y digerir las propias emociones y vivencias.

La receta de cocina + cine + creencias zen ha funcionado, aunque a priori se muestre como una combinación extraña. Se paladea con interés, se digiere con la calma y deja un poso de reflexión. Eso sí, sólo recomendable para las personas a las que les guste este tipo de menú.

Aquí os dejo un tastet

Cine de verano I: De deseos, ambiciones y traiciones

23 jul

A diferencia de otros estíos, este verano parece que no se ha olvidado por completo de los cinéfilos y en las salas se pueden ver un buen puñado de películas de diferentes géneros y gustos. Ya iremos hablando de ellas, pero hoy le toca el turno a una película que ya hace algunas semanas que está en la cartelera, pero que merece tenerse en cuenta.

Antes que el diablo sepa que has muerto es la última película del ya veterano director Sidney Lumet y, como viejo maestro, en este film nos da una lección de buen cine que consiste en un argumento contundente, un gran guión, unos actores en estado de gracia y una dirección clásica, pero no exenta de juegos narrativos.

La película te conduce por los recovecos más oscuros del alma humana de dos hermanos -interpretados por Ethan Hawke y Phillips Seymour Moore-, que empeñados en cambiar sus aciagas vidas, optan por la solución más hiriente en todos los sentidos. Un entramado de relaciones humanas, donde nada es lo que parece, como suele pasar habitualmente.

Una película que bajo su apariencia de entretenimiento, amaga una historia de traiciones, ambiciones y deseos. ¿Y quién no ha experimentado alguna vez un deseo?

¡Estás hecho un chaval!

17 jul

Puedes ser un obseso de la Coca-Cola –yo conozco algunos- o puede no gustarte nada –como es mi caso-, pero en cualquier caso, hay que reconocer que los anuncios televisivos de esta marca nunca te dejan indiferente. El último en ver la luz ha sido el spot dedicado a la generación de los ochenta y, desde luego, más de uno puede sentirse identificado con la letra – por obra y gracia de los creativos de la agencia Mccann Ericsson- que acompaña a la famosa canción de Spandau Ballet, Gold.

Con más o menos acierto, hace un repaso a momentos carismáticos de esta época, desde la empanadilla de Móstoles hasta la presencia de Loquillo, como símbolo de la rica cultura musical del momento. Y todo bajo el grito: ¡Estás hecho un chaval!

Para que rememoréis

¿Quién se atreve a decir que es original?

8 jul

Cuando alguien cree haber inventado, creado, dibujado, diseñado o escrito algo nuevo debería echar la vista atrás, porque todo ya ha sido inventado, creado, dibujado, diseñado y escrito previamente. Quién no se lo crea, que entre en la exposición de la Fundació Caixa Catalunya titulada Ukiyo-e , Imágenes de un mundo efímero, y descubrirá que los artistas japoneses de los siglos XVII-XIX eran tan modernos que sus obras podrían ser referencia de imágenes de nuestra cultura visual popular.

El Ukiyo-e es un tipo de grabado realizado en Japón que retrata la vida cotidiana, los entretenimientos de la época y los placeres de la vida… Sí, sí, ya podéis pensar mal. Los placeres de la vida, los placeres de la carne. Algunas de las estampas son escenas eróticas que muestran con todo tipo de detalles los encuentros amorosos entre las geishas y sus acompañantes. Vamos, como si estuvieras viendo una de esas revistas que se guardan bajo la cama.

Pero como no sólo de placeres carnales vivía el hombre, también podemos disfrutar con grabados de paisajes, que parecen fuente de inspiración de las fotografías que tomamos hoy en día cuando viajamos. También hay imágenes de parodia y comicidad que podrían emparentarse con determinadas viñetas de El Jueves o retratos de actores y actrices de teatro famosos del momento, cual revista del corazón actual.

Por tanto, ¿quién se atreve a decir que es original? Volver la vista atrás en la historia, nos desvela que a pesar de los siglos y la distancia, el ser humano siempre ha tenido inquietudes y anhelos similares.

Ukiyo-e, Imágenes de un mundo efímero. Fundació Caixa Catalunya. La Pedrera, hasta el 14 de septiembre.